Consejos para cambiar la bomba de agua

El cambio de la bomba de agua es fundamental para mantener la temperatura de tu coche en un nivel óptimo. Si deseas encontrar una de segunda mano al mejor precio, te recomiendo: eurodesguaceseuropa.es, porque allí encontrarás los repuestos que necesitas, al mejor precio y completamente garantizados.

Sin embargo, el cambio de esta bomba es algo que puedes hacer en un taller, o incluso podrás hacerlo por tu cuenta para ahorrar dinero. Para esto, te he preparado este post, para que sepas cómo hacer el cambio y puedas tomar una decisión que se adapte a tus necesidades.

¿Cómo cambiar la bomba de agua?

La primera opción, será llevar tu coche a un taller mecánico y que ellos se encarguen de la reparación, siendo lo más sencillo. Sin embargo, también es la opción más costosa, puesto que el coste de la reparación podrá ascender hasta los 1000 euros dependiendo de tu coche.

Por otra parte, siempre será mejor para ahorrar dinero si optas por hacer la reparación por tu cuenta. Esto debido a que una bomba de segunda mano puede costarte unos 160 euros o incluso menos, y para hacer esta reparación solo debes seguir estos pasos:

Baja la bomba rota

Para hacer este proceso, es recomendable que tu coche esté elevado, y siempre debe estar completamente frío para evitar quemaduras. Cuando te aseguras de que el coche está en las condiciones adecuadas, será el momento de proceder con el drenaje del líquido refrigerante.

Cuando ya no salga más líquido del sistema, será el momento de desconectar las mangueras que están conectadas a la bomba. Paso seguido, debes proceder a quitar los tornillos de fijación, para que puedas bajar la bomba de tu motor de una forma rápida, y debes asegurarte de dejar toda la zona completamente limpia.

Coloca el repuesto

Es el momento de comparar que la bomba que compraste sea del mismo modelo que la que acabas de quitar. En caso afirmativo, podrás continuar con el proceso, y debes colocar la bomba en su lugar con los tornillos de fijación y conectar todas las mangueras.

Asegúrate de rellenar con líquido refrigerante todo el sistema, y verificar que no haya ninguna fuga en el motor. Será el momento de encender el coche para purgar el sistema, y una vez que caliente apágalo de inmediato, para rellenar el faltante de líquido refrigerante y proceder a dejar el coche en reposo durante 4 horas antes de volver a utilizarlo.