Globo aerostaticos para promocionar tu empresa

La publicidad mueve el mundo. Por suerte tenemos un millón de opciones para publicitar nuestra empresa y una de ellas es utilizar globos aerostaticos para enseñar al mundo lo que vendes.

 

Gracias a la publicidad conseguimos ver cosas que ni se nos hubieran pasado por la cabeza, gracias a la publicidad compramos los últimos modelos, los últimos perfumes, los últimos coches… la publicidad es capaz de mover montañas, la publicidad es el arma más poderosa con la que pude contar una empresas si lo que busca es vender su producto. Cada vez se invierte más en publicidad, lo que antes era una pequeña cuña en las radios locales, lo que antes eran unos segundos en televisión o un cartel en la entrada del pueblo, hoy en día son verdaderas mini películas, pequeñas superproducciones en muchas ocasiones protagonizadas por las personas más influyentes del país, o por las estrellas de cine del momento.

 

Son muchas las campañas que podemos contratar, aparte de las con globos publicitarios: un anuncio en un coche que llega a todos los peatones, un slogan en la fachada de un edificio muy concurrido, los anuncios en internet sin duda dan muy buenos resultados al igual que los de las radios y las televisiones. Pero sin duda, la estrella de la publicidad este en lo que no esperamos. Nadie espera salir a la calle mirar hacia arriba y encontrarse un gran globo aerostático con una llamativa campaña de publicidad. Seguro que no quedarás indiferente ante lo que acabas de ver y en el momento en el que necesites un servicio, en lo primero que pensarás será en la publicidad del globo aerostático que viste una vez por encima de tu casa.
Ahí tenemos a las famosas Ángeles de Victoria Secret, esa maraca vende millones de dólares en lencería al año, la culpa, la tiene la publicidad. Todos esperan el famoso desfile en el que ataviadas con la lencería y unas alas de attrezzo, consiguen meterse en el bolsillo a todas las americanas (y americanos). Si esto lo acompañas con la actuación estelar de un cantante de moda, pues el éxito está asegurado.

En España somos más comedidos, n invertimos millones de dólares por la fama, no gastamos tanto pero obtenemos buenos resultados.

 

Los escaparates se engalanan para llamar la atención, los eslóganes son más atrevidos, más llamativos, más agresivos y esto hace que cada vez que salimos a la calle y vemos algo que nos llama la atención lo comentemos con las personas con las que pasamos el día, sobre todo si lo que ves es un globo aerostático que surca el cielo y del que no puedes retirar la vista, aunque el sol te ciegue.