El uso de etiquetas en una escuela

etiquetas-autoadhesivas.es

Como profesora sé lo importante que es tener a mano apli pegatinas, la verdad que tener todo ordenado no solo hace que podamos acudir al sitio y encontrar lo que estábamos buscando, sino que hace que los niños empiecen aprender responsabilidades, a saber que con todo recogido se trabaja mucho mejor. Es verdad que hay niños a los que les cuesta mucho más, hay niños desordenados por naturaleza, niños que debes estar encima de ellos pero que os aseguro que solo es cuestión de tener paciencia y en poco tiempo podremos tener un ambiente en el que reina el orden. Cuando comienza el curso yo lo tengo muy claro, junto con el listado de todo lo que necesitan para comenzar el curso, van incluidas las pegatinas ya que de ese modo podemos tenerlas todo el curso sin miedo a que nos puedan faltar, aunque es verdad que muchas se acaban rompiendo cuando los niños las quieren  manipular. En primer lugar ponemos todo su material en su mesa, para que sean ellos los que pongan la pegatina tanto en los libros, como en los cuadernos, o en carpetas, incluso en muchos lapiceros y bolígrafos, para que después sean ellos mismos los que no tengan más que pone el nombre.

Lo bueno de todo es que solemos comprar unas etiquetas de calidad, así nos aseguramos que no se rompen a la primera de cambio, aunque nos digan que todas son las mismas debemos pensar que no es así y que siempre se debe buscar una etiqueta en sitios especializados, solo así nos aseguraremos de que no se rompen enseguida, y es que otro punto a tener en cuenta es que si no son de buena calidad tampoco pegan como debieran o acaban despegándose enseguida por lo que debemos tener claro que el sitio en el que se compran es sin duda el adecuado. Del mismo modo las pegamos en cada una de las sillas de los alumnos, en niños tan pequeños es fácil encontrar una buena discusión porque quieren la misma silla, así se evitan peleas absurdas que nos hacen perder mucho tiempo. Sin duda se convierten en la elección perfecta, y aunque hay a quien le parece una solemne tontería os puedo decir que como educadora se convierten en el mejor aliado que se puede tener, un simple papel que se pega puede llegar a dar mucho de sí.