Las grandes ciudades viven del turismo

telefonosdetaxis

Yo vivo en un pequeño pueblo del este de España, en mi pueblo no hay grandes cosas por lo que el turismo es escaso, tampoco tenemos playa, así que peor me lo pones ¿Quién va a querer visitar un pueblo en el que por no haber no hay ni un taxi? La verdad es que carecemos de muchas cosas que no echamos en falta porque nunca las hemos tenido.

A mí me gusta viajar y recorrer las ciudades españolas y claro viniendo de donde vengo todo me llama la atención, bueno me llamaba, ya me estoy poniendo al día.

Recuerdo un día en una ciudad de Barcelona mi hermana que es la que habitualmente viaja conmigo, se quedó en el hotel con un fortísimo dolor de cabeza, por lo que yo me aventuré a recorrer las calles de los alrededores. Me dejé llevar por la emoción y me perdí, como lo lees, me perdí. Pero tranquilos, saqué mi teléfono y puse en el buscador telefonotaxi y allí aparecieron varios números a los que poder llamar para regresar al hotel. Veis, no soy tan paleta, se desenvolverme  con soltura ante acontecimientos imprevistos.

Y es que es una gozada llevar internet siempre encima, en el pueblo acaban de poner wifi, tener en cuenta que somos entre ochocientas y mil personas, todo nos llega más tarde, los jóvenes que no somos muchos por desgracia estamos enseñando  a los abuelos a conectarse y a meterse en redes sociales y algunos están alucinando con todo lo que están aprendiendo. Vivir en el pueblo también tiene sus ventajas, no os creáis que son todo inconvenientes, no tenemos casi delincuencia porque todos nos conocemos y nadie se atreve a hacer nada ilegal, vivimos la mayoría de la agricultura y la ganadería así que disponemos de grandes zonas verdes, riachuelos y lugares muy pintorescos que compartimos entre los vecinos ya que muy pocas personas conocen la existencia de estos sitios tan bonitos. El ocio es muy limitado y solo hay dos bares y un pub, pero también es cierto que nuestra manera de divertirnos creo que es más sana de la que veo en mis viajes a la grandes ciudades, que cuando no hay una pelea, hay una pelea.

Así que os digo bien clarito que no cambiaria mi pueblo por ningún otro lugar del mundo porque aunque no tengamos taxis, es mi pueblo.